VER MAS NOTICIAS
 

Comparte este artículo

Compartir en FacebookCompartir en Twitter
Los malos hábitos alimenticios y la vida sedentaria son los principales responsables de la aparición de la diabetes tipo 2, no sólo en adultos sino también en niños y jóvenes. Aunque los antecedentes genéticos tienen un rol importante, la clave de la prevención está en cambiar nuestro estilo de vida. En la siguiente entrevista, la diabetóloga de Vidaintegra, Dra. Laura Giaveno recomienda, entre otras medidas, “dosificar el uso de la tecnología, para que no le reste tiempo a las actividades al aire libre”.

Sentados frente al televisor o al computador, tal vez comiendo papas fritas u otros snacks, niños y adultos pasamos gran parte de nuestras vidas. ¿Ir a jugar a la plaza o hacer algún deporte? ¡Qué lata! Nada comparado con la realidad virtual y sus infinitas posibilidades.

Así nos hemos convertido en seres sedentarios, ganando peso y perdiendo calidad de vida. La Encuesta de Calidad de Vida y Salud (INE-MINSAL 2006), arroja una prevalencia de sedentarismo de 89,2%, es decir; 9 de 10 chilenos no realizan actividad física periódica. Por otro lado, la prevalencia de obesidad y sobrepeso en adultos muestra cifras elevadas llegando al 22% y 38%, respectivamente. Esto explica el exponencial crecimiento de patologías como la diabetes tipo 2, que hoy no sólo afecta a adultos sino también a niños y adolescentes obesos o con sobrepeso.

Laura GiavenoLa diabetóloga de Vidaintegra, Dra. Laura Giaveno, precisa que quienes padecen esta patología presentan trastornos en el metabolismo de los hidratos de carbono, proteínas y grasas. Esto, a raíz de la acción deficiente de la insulina, ya sea porque su secreción no fue en la cantidad adecuada, o porque la hormona fue incapaz de llevar a cabo su función.

Otro de los factores de riesgo a considerar son los índices de obesidad abdominal, la hipertensión arterial, y los antecedentes de patología cardiovascular.

Para su detección oportuna, la especialista recomienda realizar exámenes de glicemia cada tres años, a partir de los 40, dado que esta enfermedad se presenta con mayor frecuencia en torno a esa edad.

-¿Qué acciones minimizan las posibilidades de tener diabetes?
-Es necesario contar con los antecedentes familiares, ingerir alimentos saludables, poseer una dieta equilibrada y realizar actividad física durante tres o cuatro veces a la semana. También se recomienda caminar rápido al menos 30 minutos diarios. Si uno sigue estas indicaciones, las posibilidades de desarrollar esta enfermedad disminuyen. También se recomienda dosificar el uso de la tecnología, para que no le reste tiempo a las actividades al aire libre.

-¿Qué rol juegan los antecedentes genéticos?
-Aunque exista una predisposición genética para desarrollar la diabetes, los genes solos no son suficientes, son las condiciones ambientales (dieta y actividad física) las que desencadenan la diabetes, por lo que hay que cuidar este aspecto. Es importante además que recibir la educación adecuada en esta materia. Se tienen que promover campañas que difundan los síntomas y riesgos de tener altos niveles de azúcar en la sangre.

-¿Qué hábitos alimenticios se deben modificar?
-Se debe disminuir el consumo de pasteles, papas, pan, tallarines y golosinas. Todo lo que sea carbohidrato, alimentos azucarados o masas deben ser consumidos en pequeñas cantidades. De no ser así, la persona puede llegar a tener graves complicaciones con su salud. Además, se recomienda recuperar la fruta como postre y dejar el cigarro y el alcohol.

-¿Cuáles son los primeros síntomas de la diabetes?
-Esta enfermedad presenta tres tipos de síntomas. La poliuria o gasto urinario excesivo, es un síntoma que consiste en una emisión de un volumen de orina superior a lo esperado. Luego, la polidipsia, que es el aumento anormal de la sed y que puede llevar al paciente a ingerir grandes cantidades de fluidos. El tercer síntoma es la polifagia, que es el aumento anormal de la necesidad de comer, lo que puede deberse a ciertos trastornos psicológicos u hormonales.

-¿Por qué se ven casos de niños y adolescentes con diabetes?
-Hoy la obesidad ha aumentado mucho en los jóvenes, y este principal factor hace que niños y adolescentes puedan presentar diabetes tipo 2. Para disminuir este riesgo, se debe tener conciencia sobre este tema, también informarse y tomar las medidas respectivas para reducir los riesgos de esta enfermedad.

Claves para prevenir la diabetes
  • Ingerir alimentos saludables y recuperar la fruta como postre.
  • Mantener un peso adecuado (IMC no superior a 25).
  • Evitar el consumo de pasteles, papas, pan, tallarines, golosinas y bebidas azucaradas.
  • Evitar el cigarro y el alcohol.
  • Hacer actividad física al menos tres veces a la semana o caminar rápido 30 minutos diarios.
  • Realizar actividades al aire libre.
  • Conocer los antecedentes de salud familiares.
  • Educarse en torno a esta patología.