VER MAS NOTICIAS
Reír a carcajadas mostrando todos los dientes es un lujo que no todos se pueden dar por muy diferentes causas: falta de piezas dentales, oscurecimiento de las mismas etc... El odontólogo de Vidaintegra, Dr. Jorge Sullivan, aclara mitos y verdades sobre la salud dental para que podamos sonreír sin pudores ni vergüenza.

Mito 1: La mujer pierde calcio cuando está embarazada y se le sueltan los dientes.
Falso. Según indica el especialista de Vidaintegra,king watch ltd “la mujer en el embarazo tiene los suficientes depósitos de calcio para formar la dentición de su hijo y no tener problemas con sus propios dientes”. Explica que uno de los problemas dentales que sí puede sufrir una mujer embarazada es la llamada gingivitis gestacional, una inflamación de la encía provocada por el desorden hormonal propio de esta etapa, que hace que muchas mujeres eviten el cepillado producto de las náuseas. “Es importante fortalecer la higiene”, explica el Dr. Sullivan.

Mito 2: Se puede usar frenillos a cualquier edad y tener buenos resultados.
Verdadero. “Hay que considerar las condiciones de cada paciente, el estado de los huesos maxilares y la salud general de la boca”, explica el odontólogo de Vidaintegra. E indica que, aunque es recomendable iniciar un tratamiento a temprana edad, ser adulto no es impedimento para utilizar frenillos y lucir una bonita sonrisa.

Mito 3: En la actualidad las “muelas del juicio” no sirven para nada.
Verdadero. Hace miles de años los hombres utilizaban sus 32 piezas dentales para facilitar la digestión de los alimentos. Sin embargo, el cambio de dieta y hábitos provocó una adaptación que cambió la morfología de la cara, volviéndola más estrecha e impidiendo que los últimos molares emergieran. Por lo tanto, en la actualidad no tienen ninguna utilidad.  

Mito 4: Después de los 18 años hay que sacar siempre las “muelas del juicio”. 
Falso. Las muelas del juicio en general aparecen desde los 16 años. A veces emergen provocando dolor, o bien generan infecciones y es necesario extraerlas. “Sólo en ese caso hay que sacarlas”, explica el Dr. Sullivan, y agrega que “hay personas a quienes nunca les salen estas muelas, o bien sólo una o dos, por lo que va a depender de cada caso”.

Mito 5: El enjuague bucal es útil para una buena higiene dental.
Verdadero. El Dr. Sullivan explica que el enjuague bucal “es un buen complemento para la salud dental, pero no reemplaza al cepillado”. También indica que la higiene se debe completar con el uso de seda dental para alcanzar todos los espacios donde el cepillo no actúa.

Mito 6: Basta con lavar los dientes con bicarbonato una vez a la semana.
Falso. “La higiene tiene que ser prolija y con todos los elementos que se necesitan, especialmente una pasta con flúor que no sea abrasiva, ya que daña el esmalte de los dientes”, señala el especialista. Además indica que el cepillado debe ser después de cada comida.

Mito 7: El uso excesivo de chicle puede provocar daño dental.
Verdadero. Si bien el uso del chicle por poco tiempo no es dañino, su uso prolongado produce varios problemas. “El chicle activa el sistema de masticado y eso puede generar molestias y daño en los músculos en la cara, así como sensación de cansancio. Si el chicle además contiene azúcar aumenta la aparición de caries”, explica el odontólogo.

Mito 8: Cualquiera puede realizar un blanqueamiento dental, sin necesidad de que sea dentista.
Falso. El Dr. Sullivan explica que “el blanqueamiento sólo se debe realizar con un dentista. No en clínicas estéticas, porque hay muchos factores a considerar, por ejemplo, cuántos tonos voy a aclarar los dientes”. replica watches Asimismo indica que muchas de las pastas que prometen blanquear los dientes pueden dañar su esmalte, por lo que aconseja acudir a la consulta del especialista.

Mito 9: Fumar empeora la salud bucal.
Verdadero. “Con el cigarrillo se disminuye la capacidad inmunológica bucal, por lo que es mucho más factible que el ciclo bacteriano de la boca actúe y se produzcan enfermedades dentales”, explica el odontólogo de Vidaintegra. Además, indica que el cigarrillo tiñe los dientes, al igual que el té, el vino tinto y el café, cuando se consume en grandes cantidades.

Mito 10: Las bebidas gaseosas pueden dañar los dientes.
Verdadero. Según explica el Dr. Sullivan, las bebidas gaseosas tienen componentes muy ácidos, “por lo que si no se cepillan los dientes después de su consumo se propicia un medio que impacta sobre los dientes. Si una persona toma mucha bebida, lo más probable es que tenga problemas dentales”.

Mito 11: A los niños desde muy pequeños hay que cepillarles los dientes
Verdadero. El primer cuidado dental que deben tener los padres con sus hijos es cuando están saliendo los dientes. El Dr. Sullivan recomienda masajear las encías en este periodo. Luego, “los dientes se cepillan a partir de los 2 años con cepillos y pastas especiales para niños; y la primera visita al dentista se aconseja entre los 2 y 3 años de forma preventiva”. Si el niño toma mamadera, se recomienda cepillar los dientes antes de dormir, ya que es muy común que aparezcan caries por la acumulación de bacterias durante la noche.

Mito 12: Las personas que no consumen calcio pierden los dientes.
Falso. El especialista de Vidaintegra indica que “la pérdida de dientes por caries es muy baja, ya que existen muchas posibilidades de tratar a tiempo los dientes. Tampoco se pierden dientes por falta de calcio. La única forma en que una persona pierde dientes, sobre todo joven, es por enfermedades severas a las encías, pero estas se pueden prevenir con una visita periódica al dentista”.  

Tips para una buena salud dental
  • Cepillar los dientes después de cada comida.
  • Complementar el cepillado con el uso de seda dental.
  • Visitar periódicamente al dentista.
  • Elegir pastas dentales con flúor y no abrasivas.
  • No mascar chicle de manera constante. Si se hace, elegir chicles sin azúcar.
  • Evitar fumar.
  • Evitar la alta ingesta de té, café, vino tinto y bebidas gaseosas.
  • Llevar a los niños a controles periódicos desde los 2 a 3 años.